ley.jpg
Noticias
Colombia cuenta con nueva ley de cine para producciones internacionales
Es el primer país en Suramérica con un sistema de estímulos para atraer la producción de películas en su suelo
En el marco del Bogotá Audiovisual Market – BAM, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó la ley 1556 de 2012, “Por la cual se fomenta el territorio nacional como escenario para el rodaje de obras cinematográficas”. El Gobierno Nacional estima que gracias a la nueva Ley de Cine, en cinco años se generarán alrededor de 11 mil empleos en la industria cinematográfica colombiana y nuevos negocios por cerca de 200 millones de dólares. La ley busca estimular la realización audiovisual en el territorio nacional y el crecimiento de los servicios técnicos y creativos asociados a la misma, incrementar las transacciones de bienes y servicios audiovisuales, la inversión nacional y extranjera, y en general, el desarrollo industrial y económico de este sector, dado su importante rol en la integración y competitividad internacional. Está dirigida específicamente para producciones internacionales de cualquier nacionalidad que decidan realizar sus rodajes en Colombia, otorgándoles una amplia gama de contraprestaciones financieras, complementando así la legislación vigente en Colombia que cuenta con beneficios de la misma índole para producciones y coproducciones colombianas.
La nueva ley fue promovida por el Ministerio de Cultura, PROIMAGENES Colombia y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Ésta entregaría beneficios a producciones cuya inversión en el país esté por encima de los 1.000 millones de pesos (500.000 dólares), a las cuales se les retribuiría el 40% del valor de los gastos realizados por concepto de servicios cinematográficos y el 20% del valor de los gastos de hotelería, alimentación y transporte. Se estima que el presupuesto gastado en Colombia, de las películas que lleguen al país, esté en el rango de los 2 a 10 millones de dólares, en total por película, y que las tv movies o películas realizadas para la televisión manejen presupuestos de alrededor de 2 millones de dólares. Con ello, se espera que en el lapso de los cinco primeros años de vigencia de la ley se beneficien del estímulo 81 películas con un gasto total en Colombia de 616 mil millones de pesos aproximadamente (343 millones de dólares), destinando un 50% a rubros de servicios cinematográficos y un 50% a conceptos de soporte en hotelería, alimentación y transporte.

La Ley 1556 crea el Fondo Fílmico Colombia (FFC), que celebrará los contratos de filmación con las personas jurídicas que en condición de productores cinematográficos vayan a realizar el rodaje total o parcial de obras cinematográficas en territorio colombiano, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos en el manual de asignación de recursos. Así mismo, los productores deberán contratar una auditoría externa para que posterior a la verificación por parte de la entidad administradora del FFC, de su visto bueno para que ésta última de trámite los reembolsos respectivos. Inicialmente el fondo para las contraprestaciones será de 25 mil millones de pesos que saldrán del presupuesto nacional, lo que significa que el país estará preparado para responder a una inversión extranjera hasta de 42 millones de dólares en el primer año. Para enero de 2013, se espera tener, no solamente el presupuesto de este nuevo fondo, sino que además esté lista la reglamentación para empezar a aplicarla.

La ley 1556 fomenta el uso de nuestro territorio –con su diversidad de paisajes y de climas; con su mezcla de ciudades, selvas y playas– para el rodaje de películas; para que nuestro país participe en condiciones competitivas en el mercado internacional. Colombia se presenta como una opción más, junto a países como Hungría, Puerto Rico, República Dominicana, Checoslovaquia, y 50 estados de Estados Unidos, para los productores que están buscando nuevas locaciones para sus filmes; quienes además obtendrán varios beneficios económicos por invertir y trabajar con empresas del país. Con esto, Colombia entra a una exclusiva lista de no más de 20 países alrededor del mundo que tienen un sistema de estímulos para atraer la producción de películas en su suelo.